Limpieza y Desintoxicación en Otoño

Limpieza y Desintoxicación en Otoño

Cuando el verano se acaba, hay un cambio gradual en la temperatura hacia un clima más fresco, y el viento comienza a soplar. A medida que avanzamos hacia la estación de otoño, las cualidades de Vata, como por ejemplo;  frío, seco y áspero pueden agravarse. El otoño es el comienzo de la temporada vata y el mejor momento para la limpieza, ya que no es demasiado caliente ni demasiado fría. 

Para contrarrestar este cambio estacional, la dieta y el estilo de vida debe ser equilibrado al dosha vata, y la comida debe ser cálida, nutritiva y húmeda. 

Una alternativa excelente para equilibrar tus comidas en otoño es la Churna Vata, con una combinación de especias entre ellas; semillas de comino, fenogreco, cúrcuma, asafétida y jengibre entre otras, son especias para calmar el vata agravado y desintoxicar el sistema. La mantequilla purificada, o ghee , las sopas vegetales, verduras de temporada y los vegetales de raíz salteados o cocidos al vapor son los mejores para consumir. Las infusiones Vata también son una gran opción para mantener el cuerpo caliente e hidratado, especialmente durante la estación de otoño. El consumo de Triphalafavorece la salud del colón, estimula las paredes intestinales y ayuda en la función digestiva de manera que el tracto intestinal se desarrolle a un nivel óptimo. Ayuda a la digestión y asimilación, elimina las toxinas del organismo y lo fortalece. También tenemos que prestar atención a nuestro hígado, puedes hacer una limpieza profunda, tomando unas infusiones Kalamegha, o comprimidos , Liv52es una de las formulaciones ayurvédicas más famosas y más vendidas en el mundo, se utiliza especialmente para desintoxicarlo. Una manera muy importante de ayudar a nuestro organismo a depurarse es con el auto masaje, realizar un auto masaje diariamente con aceite de sésamo orgánico tibio, sensibiliza el sentido del tacto y intensifica el proceso de purificación, aliviando y expulsando los doshas alterados, facilitando la expulsión de las toxinas acumuladas al mismo tiempo que nutre la piel y relaja la mente. Regula el vata. Evita y corrige las afecciones del vata o los trastornos nerviosos. Para que el individuo esté sano y feliz, el vata debe mantenerse siempre equilibrado. La piel es el principal órgano sensorial a través del cual, con ayuda del masaje, se puede mantener el equilibrio de vata y calmar la mente.

En Ayurveda Nasya ( aceite nasal de hierbas medicinales, infusiones y aceites), es considerado uno de los auto-cuidado holístico más importantes que fomenta la desintoxicación interna.

Consideremos Nasya como parte de la rutina diaria ayurvédica y se lleva a cabo todos los días poniendo 2-4 gotas de ghee caliente o aceite nasya en cada fosa nasal por la mañana. Nasya ayuda a lubricar el pasaje nasal, limpiar la mucosidad y los senos, mejora la voz, la claridad mental y la visión. Se cree en Ayurveda que la nariz es el camino a nuestro cerebro. Por lo tanto, la realización de Nasya mejora la inteligencia y la memoria, sinusitis, rinitis, problemas nasales, migraña y el asma. 

Terapias y masajes recomendados, Udvatana / Udgarshana.

 "Preparamos nuestro organismo para adaptarse al cambio de clima y estación".

Kitchari es una valorada receta ayurvedica, muy utilizada por nutrir y a la vez ayudar la desintoxicación del cuerpo.

Una buena comida para cuando uno se recupera de alguna enfermedad o período de convalecencia, adecuada para el período de cambio de estaciones por depurar y también para mejorar problemas digestivos. Muy adecuado para uso como monodieta en ciertos tipos de ayunos.
Es muy fácil de hacer y esta deliciosa. Aquí os dejo la receta para que podáis probarla y sentir los efectos en vuestro organismo.

Receta Kitchari Otoño

 4 raciones

Ingredientes:

· 1 taza de arroz basmati o basmati integral

· 1 taza de Mung dal amarillo

· 4 cucharadas de Ghee

· 2 tazas de vegetales fáciles de digerir  (zanahoria, aspárragos, calabaza...)

· 1 cucharadita de semillas de mostaza negra

· 1 cucharadita de semillas de comino

· 1 pizca de polvo de asafoetida (hing)

· 1 cucharadita de polvo de cúrcuma

· ½ canela en polvo

· ½ cucharadita de sal mineral natural o sal rosa del Himalaya

· 4 tazas de agua mineral

Elaboración:

Enjuague el dal y el arroz y remojar durante 1/2 hora, o ponerlo en remojo la noche anterior.

Caliente el ghee en una sartén. Agregue las semillas de mostaza y saltee hasta que empiecen a estallar. Agregue las semillas de comino y hing, revuelva, y agregue la cúrcuma y la canela. A continuación, agregue el arroz y dal, revolviendo para que los ingredientes se mezclen, disfrute de la magia de los aromas!!! Agregar agua y llevar a ebullición. Baje el fuego, cubra y cocine durante 25-30 minutos. Al emplatar puedes decorarla con cilantro fresco o coco rallado.

Servir y ¡¡¡DISFRUTAR!!!.